Entró en servicio este mes en Silleda y es novedad en todos los municipios de la comarca de Deza. Cualquier persona con movilidad reducida que requiera usar silla de ruedas permanente o accidentalmente ya dispone de opción alternativa a ambulancia para sus desplazamientos. «Es una apuesta económicamente arriesgada», asegura Santi López, el silledense titular del primer taxi adaptado. «Quería dar este servicio en mi municipio. Lo tenía en mente hace más de tres años», antes incluso de los dos y medio que lleva da taxista en Silleda.

Primero adquirió un vehículo y cuando descontó la inversión vuelve a invertir dando servicio y diversificando la oferta. «Supone un gran esfuerzo económico y en papeleo por toda la tramitación exigida», asegura. Y los datos avalan el riesgo de la apuesta en su Euro Taxi o taxi adaptado porque a los 30.000 euros del vehículo debió sumar casi 10.000 más invertidos en la adaptación. El sistema es simple. El vehículo permite desplegar una suave rampa posterior y el usuario se introduce en el espacio acondicionado a tal fin sin necesidad de bajarse de la silla.

Es ganas de ofrecer el servicio y tener exclusividad, «buscar mi propio camino profesional» porque la demanda todavía está por testarse, los gastos son importantes y el precio ofrecido es exactamente el mismo que para quien use el vehículo en un servicio tradicional, son los precios oficiales de 1,10 o 1,32 euros kilómetro, según sea de día o de noche. El vehículo adquirido por Santi López está habilitado para 7 plazas convencionales, algo ya más habitual en la zona. Puede funcionar como taxi normal o activar la adaptación, en cuyo caso las 7 plazas se reconvierten 5 y la de silla de ruedas. López tiene claro que su propuesta ofrece ventajas respecto a ambulancias por cuanto es un servicio personalizado, sin rutas y de puerta a puerta y 24 horas. Incluso las personas con problemas de movilidad son prioritarias a la hora de ser atendidas respecto a una solicitud de taxi convencional.

Viajar con compañía

Una de las ventajas que conlleva este servicio es que el taxi adaptado no solo da facilidades a la persona con silla de ruedas sino que también permite llevar acompañantes, bien por necesidades ligadas a la persona con movilidad reducida, bien como forma de desplazarse toda una familia que en otras circunstancias estaría condicionada por el desplazamiento con silla.

Este empresario silledense, emprendedor de 38 años, está satisfecho por haber conseguido sacar adelante su vieja idea y ahora aguarda que la existencia del servicio se vaya expandiendo y su propuesta pueda responder a las necesidades de Silleda y su área de influencia.

Enlace a noticia en La voz de Galicia.