La escasez de clientela dibuja un panorama sombrío en el sector tanto en Deza como en Tabeirós-Montes con una bajada importante de servicios, en especial desde el rural.

Sin apenas clientes y con un futuro incierto. Este es el horizonte con el que se está encontrando el sector del taxi en la zona desde el inicio del estado de alarma decretado por el Gobierno. La escasez de carreras es el denominador común de unos conductores que ven como pasan los días y su situación no mejora. Tanto las paradas como los móviles apenas suenan desde la llegada de la pandemia para solicitar un servicio que ha visto mermados sus ingresos de manera exponencial en estos dos últimos dos meses. Los taxistas de Deza y Tabeirós-Montes ansían la llegada de nuevas fases en la desescalada.

El sector del taxi se desmorona con la crisis del coronavirus. La pandemia a reducido de forma notable el trabajo de unos hombres y mujeres que están comprobando cada día como el trabajo escasea.

Santi López es un joven taxista de Silleda que ayer mismo explicaba que «hasta que no abran hostelería o aeropuertos seguimos exactamente igual». También incidió en la importancia de estar preparado para afrontar una labor como la suya con todas las garantías: «Ayer (por el miércoles) me fui a hacer un PCR -no tengo síntomas ni nada- pero quiero confirmarlo porque tuve que hacer servicios con gente que no conocía». López desveló que «llevo desde el inicio del confinamiento trabajando y debí de hacer unos diez servicios en estos dos meses. Todo está muy parado e incluso hay compañeros que, por ejemplo, no usan mascarillas. Trabajar sí, pero siempre contando con toda la seguridad posible. Así es como entiendo mi trabajo».

Faro de Vigo. Angel Graña. 15.05.2020

https://www.farodevigo.es/portada-deza-tabeiros-montes/2020/05/15/taxi-carrera/2288222.html