El mínimo se incrementa 30 céntimos hasta los 3,6 euros, se reducen los metros para que salte cada paso del taxímetro, y los domingos y festivos los precios suben un 20 %

El Diario Oficial de Galicia recoge este viernes las modificaciones al alza en el régimen de tarifas que se aplica en los servicios de taxi de carácter interurbano en Galicia y que establece una nueva tarifa mínima: será de 3,60 euros, 30 céntimos más que el precio anterior. Además, los metros recorridos en cada salto de paso del taxímetro serán de 41,67 en el servicio diurno. Con la anterior normativa, del 2013 efectuada por la Dirección Xeral de Mobilidade, la percepción mínima era de 3,30 euros y el salto de paso del taxímetro de 45,45 metros. Lo que sí se mantiene es el paso del taxímetro en 0,05 céntimos.

Además, los servicios prestados de lunes a sábado laborables, entre las 6.00 horas y las 22.00 horas, mantienen el primer salto en los tres kilómetros y el tiempo para este se establece en los 743 segundos, frente a los 815,37 anteriores.

Estas nuevas tarifas establecen cambios también en la hora de espera de los vehículos que no dispongan de taxímetro, que pasa de los 14,57 euros a 16, y el precio por kilómetro recorrido sube 10 céntimos, de 1,10 euros a 1,20.

Por otra parte, los domingos y festivos tendrán un incremento del 20 % respecto de las tarifas anteriores: el mínimo de percepción se establece en 4,32 euros, el precio por kilómetro recorrido en 1,44 euros y el precio por hora de espera 19,20 euros. Además, el salto de paso del taxímetro se sitúa en los 34,72 metros.

Ante esta nueva tarifa, la Unión de Consumidores de Galicia ha denunciado «subidas encubiertas» y ha criticado que el sector, «con el visto bueno de la administración y empresarios», defienda unas tarifas que, a su juicio, carecen de falta de transparencia e «insultan la inteligencia de las personas consumidoras», recoge Europa Press.

En este sentido, en una nota de prensa, ha señalado que, pese a que el paso del taxímetro se mantiene en 5 céntimos, «lo más importante del importe que finalmente paga la persona usuaria se incrementa en más de un 14 %» al disminuir a 41,67 los metros recorridos en cada paso del taxímetro.

Además, ha censurado que las tarifas tienen como base de su cambio cuantitativo «la moda de reducir el número de unidades de servicio trasladando a la ciudadanía una falsa apariencia de mantenimiento de precios o subida ligera» pero, ha añadido, «en realidad los incrementos son muy superiores».